Los supuestos Narcobloqueos en monterrey: mas manipulacion mediatica!

20 02 2009

tomado de Revoluciona noticias. http://lucha-revoluciona.blogspot.com


Todo Nuestro Apoyo A La Ciudadania Que Sale A Manifestarse Contra Ese Ejercito Mexicano Que Ha Cometido Multiples Violaciones A Los Derechos Humanos!!


Aqui el video de un medio manipulado de comunicacion:





Pos.. Revoluciona! Noticias no tiene ningun vinculo con el narcotrafico o crimen organizado, no nos anden inventando jaladas como el gobierno lo hace contra el pueblo…


Los “NARCOBLOQUEOS” y las Hermanas

Por Víctor Hernández
Si alguien hace una acusación, esa persona tiene la obligación de demostrarla. No con su opinión ni con suposiciones; con EVIDENCIAS.

Digo esto porque cada vez que hay una protesta pública contra el ejército mexicano, o contra la policía federal, el gobierno panista alega que se trata de maniobras del narco. Nadamás que nunca lo demuestran. Nunca presentan una sóla evidencia que respalde sus acusaciones.

La primer protesta contra el ejército, de acuerdo con un diario del DF, ocurrió el 31 de octubre de 2007. En esta, unos 700 pobladores de la zona serrana de Chihuahua, Durango y Sinaloa se quejaron frente a las instalaciones de la novena Zona Militar (Culiacán) para exigir la salida de las tropas de sus comunidades.

Las protestas en distintos estados continuaron. Van dos ejemplos de estas protestas:

En septiembre de 2008, de acuerdo con El Universal, “exclusivamente para condenar los hechos sangrientos cometidos el pasado 3 de agosto por los agentes federales en contra de civiles que cargaban gasolinera en un abastecimiento de la carretera Sendero Nacional, donde una persona de 50 años fue asesinada a balazos por los federales. Recordaron también el asesinato de la menor Patricia Saldaña, de 16 años, cuando se dirigía a su centro de trabajo en una tortillería y cayó abatida por un disparo de un agente federal, en las calles Azteca y Libramiento Emilio Portes Gil, el lunes pasado. Con pancartas de diferentes colores, los más de 400 manifestantes pidieron a las fuerzas federales que: “alejen sus ejércitos de Matamoros, la sociedad está consternada por lo que ha sucedido y por eso los queremos fuera”.

El 8 diciembre de 2008 hay otra protesta en Reynosa en la que de plano toman el ayuntamiento para exigir un alto a los abusos del ejército. Publica El Universal el siguiente testimonio de uno de los manifestantes que se dirigió a un reportero: “No mijo, no me tomes fotos, ya nos pusieron una chinga los soldados, para que quieres que nos vengan a poner otra. Pero eso si te digo, ya estamos cansados y no sabemos cómo vamos a reaccionar, porque no se vale que tengamos que cuidarnos de tanto pinche rata, y ahora también cuidarnos de nuestra máxima autoridad.” Otro testimonio dice: “Venía con mi esposa e hijos de Río Bravo, eran como las 6:00 de la tarde, y en el entronque de la autopista a Matamoros, nos paró un convoy de militares, y nomás porque dije que mi familia no se iba a bajar del vehiculo, me empujaron, y a mi esposa e hijos los bajaron a empujones y mentadas de madre, y ni como ponerse al brinco si nos apuntaban con sus armas.”

Ya desde 2008 el ejército aseguraba, sin mostrar evidencias de ninguna índole, que era el narco el que estaba detrás de las protestas. Ni una sóla evidencia. Nada. Pero el colmo fue luego de las protestas que se dieron en Monterrey. A esas protestas el secretario de seguridad pública del estado, Aldo Fasci Zuazua, las bautizó como “narcobloqueos”. ¿Su justificación para este mote? Pues que según él, “no hay otra forma de llamarlos porque el crimen organizado está detrás de estas manifestaciones en contra del ejercito”.

Y ya. Ni una sóla evidencia presentó para respaldar su acusación. Eso sí; alegó que “está bastante claro, tenemos pruebas, fotografías de que la delincuencia organizada estuvo metida en esa marcha contra el Ejército. Había gente civil que no sabía ni a qué venía, otros que sí sabían y sí traían algunas quejas…, es evidente que en el país hay una campaña en contra de los militares por algunos grupos de la delincuencia organizada”.

Uno se pregunta ¿y si tienen fotografías de que había delincuentes en las protestas, por qué no los arrestaron? Si sabían que había gente con quejas reales, ¿por qué alega que es una campaña del narco? Vaya: si tienen las pruebas ¿Por qué no las han dado a conocer?

Más tarde el gobernador de Nuevo León, Natividad González Paras, dijo una burrada similar. Según él “hay elementos para pensar que se trata del cártel del Golfo y los Zetas”.

¿Hay elementos para pensar? No no no, señor González; ¿HAY o NO HAY EVIDENCIAS? Porque las hay o no las hay. Si usted solo tiene elementos que le hacen “pensar” que se trata del narco, entonces se trata de una mera OPINIÓN, más no de evidencias. Si las hay, entonces ¿por qué no las MUESTRA? ¿Por qué no dice de qué “elementos” se trata? Porque así sin decir qué “elementos” son, lo que usted está haciendo realmente es tratar de justificar algo que no puede DEMOSTRAR.

El ejército hizo lo mismo. Ante la presión por las protestas que se están extendiendo a diversos estados de la república, la SEDENA acusó, de acuerdo con un diario del Distrito Federal, que “Al menos una docena de manifestaciones contra operativos del Ejército mexicano en ciudades con presencia del narco están financiadas por el crimen organizado: tres en Coahuila, tres en Tamaulipas y seis en Nuevo León.”

Sin embargo, la SEDENA no ha presentado ningún tipo de evidencia que respalde la acusación. De hecho, su alegato se basa en una suposición: que el hecho de que la gente que protesta es gente pobre, y el hecho de que también participan en las protestas mujeres y niños automaticamente las convierte en una maquinación del narco. Dice una nota de Milenio: “La narcoprotestas responden a cierto patrón: sus participantes provienen de zonas populares y marginadas, a quienes se les ofrece dinero y transportación; mujeres, niños y jóvenes están en la primera línea de las concentraciones.”

Eso de que se les ofrezca dinero a todos (OJO: a TODOS, no a uno que otro) lo tiene que demostrar la SEDENA, que es quien hace la acusación. Pero que la gente sea pobre y también intervengan mujeres y niños no demuestra nada. Lo que demuestra, en todo caso, es que son los mexicanos más pobres quienes más resienten los operativos del narco ya que son a los que peor tratan. En los casos más notorios de asesinato de civiles por parte del ejército, la gente pobres es precisamente la más afectada. Ejemplos: Ernestina Ascencio Rosario y la familia de civiles acribillada en un retén en Sinaloa.

La realidad es que la gente sí esta auténticamente cansada de los abusos del ejército y de la PFP. Y acusarlos de narcos por eso equivale a caer en la misma cantaleta fascistoide de la que se colgaba George W Bush para justificar la represión del pueblo norteamericano: “si criticas al gobierno entonces eres terrorista.”

Sencillo como esto: si el gobierno va a acusar a los manifestantes de ser patrocinados por el narco, entonces QUE LO DEMUESTRE. Y si no lo va a demostrar, que admita que hay un genuino descontento popular por la inútil e inepta “guerra contra el narco” con la que Felipe Calderón pretende legitimar el fraude electoral que perpetró en 2006.

Como siempre he dicho en SDP: si alguien tiene EVIDENCIAS, entonces, como las hermanas, que las presente.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: